Otros usos de la madera: el “potru de ferrar”

Una máquina: el "potru de ferrar"

Potro de herrar o “potru de ferrar” como se dice en asturiano, visto en Villar de Cienfuegos, Quirós, Principado de Asturias. Julio 2006. FATografia.

Se trata de una auténtica máquina. Es una construcción típica de estas zonas agrícolas y ganaderas realizada completamente en madera, aunque también se pueden encontrar en hierro. La gran mayoría se encuentran en desuso, algunas restauradas como este potro y otras en pleno olvido.

Sirve para herrar el ganado o para realizar alguna cura.

Está formado por cuatro postes enterrados en el suelo y colocados dos a dos formando un rectángulo. Unos travesaños superiores estabilizan el conjunto y además sirven para atar al animal con unas cinchas de cuero o con cuerdas. A rasgos generales, se trata de izar a la res para que ésta pierda fuerza de empuje y agresividad al perder apoyo contra el suelo. A los pies del potro hay unos mojones, trabones delantero y trasero, que sirven para apoyar las patas del animal. El cuello por su parte más alta se unce a la “xunguera”, la mitad de un “xugu” (yugo, pieza de madera que se acopla a los animales de carga formando yunta).

Se agradece que se conserven estos elementos en su posición natural y no recogidos en museos etnográficos, pero el excesivo empeño de los albañiles por dejarlo bien restaurado, bien hecho, con sus mejores intenciones, provoca un resultado excesivamente relamido y poco natural. En muchas ocasiones hacerlo peor, de manera más “rústica”, o “enxebre” como dicen en Galicia, mejora el conjunto.

Recuerdo hace ya muchos años cuando acompañé a mi tío para llevar a una vaca de labranza a un potro de un pueblo vecino para intentar averiguar el porqué de su cojera. Tenía una pequeña piedra entre las pezuñas. Yo no tenía ni idea de qué era un potro. Allí tuve la oportunidad de ver cómo funcionaba.

En general, el potro era de titularidad comunal y todos los vecinos se encargaban de su mantenimiento, aunque también podía ser privado, que por amistad o lazos familiares, el resto de vecinos agrícolas y ganaderos lo usaban.

Ahora podemos comprender cómo la introducción de la mecanización a motor de explosión en los campos, con el tractor a la cabeza, ha roto ese sentido de comunidad que comparte y se esfuerza por un bien individual pero también común. Multitud de construcciones tales como lavaderos, molinos, potros, hornos, paneras… favorecían ese intercambio. Cumplían una función específica pero al mismo tiempo eran los soportes relacionales de una comunidad. Me pregunto cuáles serán los soportes claves hoy en día para la dinamización de zonas rurales en claro retroceso de población y económico, ya que no todos pueden apostar por el turismo con casas de aldea o parques naturales.

Anuncios

~ por tifosoarchitecture en marzo 29, 2010.

Una respuesta to “Otros usos de la madera: el “potru de ferrar””

  1. Este potro fue construido a mediados de los años ochenta, lo recuerdo bien porque fui testigo, siendo pequeño, de su construcción por los vecinos de Villar.

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: