Lo que se debe evitar I: un problema de escala

FATografia_lo que no se debe hacer_villarejo_quirós_julio_2006

Carencia de sensibilidad hacia el lugar

Vivienda de SÓTANO+3 PLANTAS en Villarejo, Quirós, Asturias. Julio 2006. FATografia.

Siempre he creído como valor positivo la contundencia en la arquitectura, como resultado de la eliminación de todo lo superfluo, donde la estricta necesidad configura la forma. Un buen ejemplo de ello es la arquitectura defensiva como los castillos, los torreones de defensa, etc. Por ello, adquieren una potencia tan admirable en los entornos paisajísticos, y perduran en mejor o peor estado hasta nuestros días gracias a la durabilidad de los materiales como la piedra y a sus métodos constructivos.

Lo que no me parece acertado, a mi modo de ver, es que viviendas unifamiliares que carecen de interés arquitectónico se desvinculen totalmente del lugar, es decir, de las reglas de sentido común establecidas (las alturas, la crujía, el predominio del plano frente al volumen o viceversa, los materiales y la coherencia de las dimensiones de los huecos en fachada, etc)

El caso que aparece en la fotografía, creo que demuestra la falta de sensibilidad. Y lo peor de todo es que cumple las normas urbanísticas. El truco reside en que sus alturas se computan desde la parte alta, a contra terreno, siendo de planta baja más una altura. Hecha la ley, hecha la trampa.

La arquitectura no son normas, es algo más.

Anuncios

~ por tifosoarchitecture en noviembre 23, 2009.

4 comentarios to “Lo que se debe evitar I: un problema de escala”

  1. Pero acertado pra quen? Pra o paisano que precisa dese espacio? Pra o visitante de fin de semana e motor de explosión de 2000 cm^3 que anda na procura de idílicas paisaxes? Pra o arquitecto que amosa unha sensibilidade exquisita, manifesta no uso de lousa na cuberta? (deixando unha xigantesca canteira e un río morto 180 km máis lonxe?).
    Teste que extender máis sobre iste tema. Propostas! Queremos propostas!

  2. Bajo mi punto de vista, creo que cuando se resuelven necesidades vitales con un alto grado de racionalidad no hay problemas de sostenibilidad. El uso de la pizarra en pueblos que apenas crecen, donde hay pizarra a escasos metros, pues está totalmente justificado. Lo que no está tan claro es la explotación de este tipo de canteras donde se aprovecha menos de un 15%.
    En esta entrada, la casa tiene teja cerámica. Para mí, no está acertado nada, sólo quizás, que construir en altura sale más barato desde el punto de vista del propietario. Pórticos de hormigón como estructura portante y mucho ladrillo hueco doble para diferenciar interior de exterior. En definitiva baja calidad arquitectónica (no por los materiales en sí mismos, sino por cómo se emplean). Lo paradójico es que ni siquiera alguno de los buenos principios de la arquitectura moderna realizada con hormigón hace más de cincuenta años no ha calado en nuestra sociedad, seguimos a años luz de distancia, pero sí empleamos mucho hormigón, generalmente mal. Ni siquiera en los edificios más representativos.
    En los años de bonanza en la zona por la que me muevo he sido testigo de un folclore pintoresco en las viviendas unifamiliares. La posibilidad de personalización de la casa eligiendo el color exacto de pintura dentro de un gran abanico cromático ha hecho que la gente se fije más en lo epidérmico que en lo realmente importante. Lo hortera ha llegado a unos extremos muy lejanos: rosas, azules, verdes, rojos, violetas, etc. Lo que antes se identificaba con un “puticlub” ahora puede ser tu propia casa. ¡Ya no existen casas blancas! Pero, eso sí, se siguen construyendo con puentes térmicos, radiadores incrustados en el muro de ladrillo bajo la ventana donde el calor escapa a través del alféizar de granito rosa porriño sin aislar térmicamente. O pilares de hormigón sin aislar enrasados con los muros de ladrillo. Esto tampoco es sostenible al emplear más energía al calefactar. Son contradiciones de nuestra sociedad que vive más en lo superficial que en lo racional. Lo que está clarísimo es que esta “arquitectura” refleja nuestra sociedad (al menos en España).

  3. Falta de reflexión.
    Crisis? quien dijo crisis? si la crisis va a traer consigo un reajuste de las acciones, un “pensarse las cosas antes de hacerlas” ojala dure!
    Yo creo que todo este “movimiento” de lo ortera, de lo sobre-escalado, de lo anormal, es consecuencia de un cambio brusco.
    El paso en unos pocos años, en la propia vida de una persona, de la mas absoluta pobreza, del momento en el que un testamento hablaba de media botella de aceite, un botella de cristal vacia, a una vida comoda, ACOMODADA, que digo! mas que eso.
    Las cosas” pierden todo su valor.
    Comenzamos a pensar o confundir el valor con otras cosas, con la cantidad, con el tamaño, que sin duda es una variable, pero olvidamos el resto.
    Si puedo, porque no voy a aparentar una gran casa? ¿eso… como se hace? con pisos! Tengo la casa mas alta del pueblo!! ( o eso ya se hacia antes ? Gana quien tenga la torre mas alta!)
    Cuando la vida no era tan facil, nada sobraba, todo se media, todo se ajustaba. no existia mejor arquitecto que mi abuelo! que mi bisabuelo ..(cantero, minero..QUE MAS DA!)Vaya no tenian ningun titulo, y siembargo construyeron su propia casa.
    una casa estupenda, sostenible? La que mas!
    aguas de lluvia? reutilizadas. manantiales? utilizados, calor animal? utilizado, espacio? aprovechado, espacio? versatil, espacio? ENVIDIABLE , y no en la estetica, no en la iamgen, sino en el conocimiento del mismo.

  4. Hace tiempo le preguntaba a una amiga diseñadora qué le parecía esto de la posibilidad de personalización de los colores de las viviendas, o dicho de otro modo, que la persona no formada tenga tanto o más poder de decisión en nuestro país (que no se me entienda mal, no me refiero a las personas que pintan sus propias casas, sino a quienes nos representan, nos dirigen y nos defienden; ya sean políticos, abogados, representantes de asociaciones de vecinos, que no desempeñan sus cargos como tal, sino que tratan de agitar a quienes están alrededor para crear dependencia, para elevar su reconocimiento social, etc). Y fue curioso su respuesta. Parafreseando rápido y mal, no debemos ir a contra corriente, hay que dejar que la sociedad evolucione y las personas cualificadas deben desempeñar su papel como tal, sin entrar en esta dinámica del “toma y daca”…

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: