Logements sociaux (Viviendas sociales), Paris, 1991. Renzo Piano (RPBW), M. Desvigne, C. Dalnoky (paisajismo)

Integración en el tejido urbano

Integración en el tejido urbano

Viviendas, 64 Rue de Meaux, París. Agosto 2009. FATografia.

La implantación es canónica y precisa. Se adecúa al contexto en cuanto a su volumetría y alineaciones.

La estrategia proyectual adoptada es la de apoyarse en una malla que responda a varias variables. Estas son: el ritmo de la estructura metálica, los huecos en fachada y el módulo del revestimiento cerámico.

Contacto con lo existente

Contacto con lo existente

Inteligentemente, el arquitecto comienza a trazar dicha malla a partir de lo existente, pero sin pegarse a la medianera. Observamos en la imagen, cómo el primer elemento estructural visible desde el exterior aparece a una prudente distancia para así absorber los desfases de plomada que pudiesen existir entre el antiguo muro de carga y la nueva estructura de pilares verticales (sólo existe una nueva regularización de la medianera traducida al tacto en enfoscado de mortero de cemento).

Pero, también nos percatamos de que la continuidad de la fachada se ve interrumpida por un par de fracturas. A parte de ser una lección de legibilidad de por dónde se producen los accesos (Robert Venturi), también sirve para lograr adecuar el módulo estructural sin problemas compositivos.

En esta imagen también observamos cómo el zócalo coincide con el primer forjado del edificio colindante. Es una excelente contextualización pero con otro lenguaje. Éste zócalo sólo existe en los extremos, en donde se coloca la entrada de vehículos (hay que decir que esta adecuación tan precisa no está lograda en el otro lado. Seguro que éste edificio tenía más interés).

La direccionalidad de la esquina

La direccionalidad de la esquina

A diferencia de Aldo Rossi, Renzo Piano no hace un edificio en clave albertiana (no en el sentido de partición tripartita, pero sí como expresión de los medios constructivos). No le interesa la cornisa. Ni tampoco le preocupan las esquinas. Éstas responden de manera distinta en función a donde miran. Quizás, gracias a ello, recupera en cierto modo, esa continuidad de fachada perdida hacia la Rue de Meaux. No sólo por la propia esquina, sino por los paños ciegos. Vemos como hacia la calle principal cada paño ciego se subdivide en seis rectángulos, mientras que hacia la calle interior, la fragmentación desaparece, salvo el recuerdo de los forjados. Esa subdivisión también se aprovecha para realizar la barandilla, que más bien responde a una cuestión compositiva o estructural.

Detalle de fachada

Detalle de fachada

La cerámica es otra constante en Renzo Piano, el cual es muy sensible a la sostenibilidad entendida a factores de forma, orientación, materiales, etc. y que no añaden nuevas capas a posteriori (tan de moda hoy en día). Es un acierto, salvo que procura el mismo espesor para la capa que está a un metro de altura como la que es inalcanzable. Aquí sí que debería ser más sensible al mantenimiento, ya que es susceptible de golpes y roturas (durante mi visita, ya había alguna placa rota).

Junta de silicona en estructura metálica

Junta de silicona en estructura metálica

Y como ya bien afirmó Rem Koolhaas, los libros de historia han olvidado un material fundamental que está presente en la gran mayoría de los edificios contemporáneos: la silicona. Renzo no es la excepción. Aquí podríamos exigir un poco más de esfuerzo al arquitecto…

Desde el punto de vista urbano, la edificación también cuenta con otros usos. Se disponen locales comerciales u oficinas en sus bajos que ayudan a “crear ciudad”.

Vista patio interior de manzana

Vista patio interior de manzana

En el patio interior se produce un gran oasis gracias a un jardín que cuenta con una gran densidad de abedules para el terreno disponible. Setos rectos de baja altura delimitan los caminos duros trazados a escuadra y cartabón que nos recuerdan que estamos en Francia y que no nos merecemos un jardín inglés.

Lo más sorprendente fue encontrar un árbol dentro del edificio, en la planta baja, como ya hizo en el Auditorio Parco della Música en Roma. Quizás sea una crítica muy buena a la ausencia de árboles en la acera…

Anuncios

~ por tifosoarchitecture en agosto 26, 2009.

 
A %d blogueros les gusta esto: