Siniestralidad de la Naturaleza

Siniestralidad de la Naturaleza

Siniestralidad de la Naturaleza

Negativo de hoja de eucalipto sobre raya blanca de carretera en La Campa, Villaviciosa, Asturias, España. Marzo 2008. FATografia.

Esta imagen representa lo que está sucediendo en la gran mayoría de pueblos costeros del Norte de la Península Ibérica, especialmente en Galicia y Asturias. El eucalipto plantado “a tiralíneas” sobre terrenos irregurales y poco aptos para la agricultura invaden gran parte del paisaje asturiano. El propietario quiere dinero a corto plazo, no quiere dejar una buena herencia a sus hijos o nietos regalándoles un buen hayedo, caballeira, carbayera o robledal, castañedo, etc. Y los ayuntamientos piden y desean dinero. Nadie se preocupa por la identidad de los prados, de los pastizales. El mundo urbano llega al rural y lo transforma negativamente. No hay que ser pesimistas. Tampoco se trata de dejar los montes comunales desérticos ni de evitar la plantación de los eucaliptos. Sólo creo que sería necesario tener un cierto control y contar con los expertos en la materia (que los hay, y muy buenos).

Otro tema candente es el hormigonado o asfaltado de miles y miles de caminos rurales. Los habitantes creen que es bueno que el coche llegue a todas partes. Sí, es necesario en ciertos lugares, pero no siempre. Y menos de la manera que lo hacen, arrasando con muros de piedra que muchas veces son lo que hacen especial a cierto lugar.

La foto está tomada cuando paseaba en bicicleta por los montes asturianos cerca del Monasterio de Santa María de Valdediós. Una joya del prerrománico asturiano.

Anuncios

~ por tifosoarchitecture en agosto 3, 2009.

 
A %d blogueros les gusta esto: